espanol/al diaDallas-Fort Worth

En Garland ISD solo hay 1 policía por cada 5 escuelas primarias

Policías de la ciudad de Garland son quienes están a cargo de la seguridad en el distrito escolar

Update: Actualizada el 23 de agosto de 2022 con declaraciones de Mark Quinn, jefe de Seguridad de Garland ISD.

Padres de familia de Garland ISD se dijeron preocupados porque consideran que la seguridad de sus hijos en las escuelas del distrito escolar está en manos de muy pocos policías.

A diferencia de otros distritos escolares como el Dallas ISD que tiene su propio cuerpo de policía, la vigilancia en las escuelas del Garland ISD depende del Departamento de Policía de Garland (GPD).

En Garland, 34 policías, llamados Oficiales de Recursos Escolares (SRO) vigilan 71 escuelas y cuidan la integridad de 55,848 estudiantes. Se trata de 31 oficiales y tres supervisores.

Es decir, hay un policía por cada 1,642 estudiantes en Garland.

René Granado, oficial de la Policía de Garland y miembro del cuerpo de SRO, explicó que los oficiales están divididos en diferentes áreas.

“Tenemos dos oficiales en cada preparatoria y dos en cada secundaria. Para las escuelas primarias tenemos un oficial por cada cinco escuelas”, dijo Granado el 9 de agosto durante una reunión de Unidos, el programa de acercamiento de la Policía de Garland con la comunidad hispana.

Anabel Flores, de 35 años, es madre de dos estudiantes en la escuela Park Crest Elementary. Después del tiroteo en Uvalde, en que un pistolero asesinó a 19 niños estudiantes y dos maestras, Flores se preocupa cada vez que manda a sus hijos a la escuela.

Anabel Flores con sus hijos, Enrique Gallegos (izq.) de 9 años, y Joel Gallegos (der.) de 7...
Anabel Flores con sus hijos, Enrique Gallegos (izq.) de 9 años, y Joel Gallegos (der.) de 7 años, al salir de un día de clases en Park Crest Elementary, una escuela de Garland ISD. Flores pidió a la ciudad de Garland destinar a más agentes de la policía a cuidar de las escuelas y los estudiantes.(Imelda García)

“Deberían tener a más policías cuidando las escuelas porque a veces hay algunos policías de la ciudad que nada más andan dando vueltas”, dijo Flores. “Deberían poner al menos uno por cada escuela porque si hay una emergencia, en lo que llegan, quién sabe qué pueda pasar”.

A la misma escuela va el nieto de Medardo Pérez, de 65 años, a quien le parece insuficiente la cantidad de policías que cuidan las escuelas.

“Sí debería haber más, por lo menos un policía por cada escuela, porque siempre hay niños que pueden traer una pistola o hay quienes venden drogas y eso se tiene que combatir”, dijo Pérez.

Lea también: Crímenes entre jóvenes sacuden comunidad en Garland. ¿Hay soluciones a la vista?

Mark Quinn, director de Seguridad de Garland ISD, explicó que el distrito escolar ha entrado en acuerdos con los departamentos de policía de las ciudades de Rowlett y Sachse para armar un bloque entre las tres ciudades, que ya opera en cuestiones como entrenamientos y simulacros.

“Garland ISD ha entrado en acuerdos con nuestros departamentos de policía de las tres ciudades para financiar generalmente la mitad de todos los gastos de nuestros oficiales de recursos escolares”, dijo Quinn en una entrevista escrita. “Garland ISD recientemente reestructuró nuestra respuesta a los simulacros de cierre. Nosotros ‘practicamos como operamos’ lo que significa que coordinamos con nuestros departamentos de policía de las tres ciudades (Garland PD, Rowlett PD, y Sachse PD) para ayudar con las prácticas”.

Quinn reconoció que algunos oficiales de SRO cubren cuatro o cinco campus de escuelas elementales diariamente.

“Estos SRO tienen el hábito de realizar sus visitas a los campus asignados de forma rutinaria y exhaustiva. Las ubicaciones geográficas de los campus asignados facilitan que estos SRO se desplacen de escuela en escuela con un mínimo de tiempo sin estar en un campus”, comentó el jefe de seguridad.

Padres piden ser incluidos

René Granado, oficial de policía a cargo de la escuela primaria Park Crest, indicó que las tareas de seguridad no están completamente en manos del Departamento de Policía, sino que el distrito escolar tiene su propia área de seguridad.

“Ellos responden siempre 24/7 y se encargan del monitoreo de cámaras, alarmas y de preparar a los maestros y estudiantes de qué hacer en caso de ver algo raro”, explicó Granado.

Los policías de la ciudad encargados de la seguridad en las escuelas acuden a varios entrenamientos cada año. Los más intensos son los relacionados con la presencia de un tirador activo, para prevenir situaciones como la que se vivió en la primaria Robb de Uvalde.

En ellos, actores representan a supuestos tiradores y los agentes deben responder a los ataques en una representación tan realista que incluye balas de pintura para poder rastrear la actuación de cada uno de los participantes.

Quinn dijo que se realizan simulacros del cierre de instalaciones dos veces por año escolar.

“El entrenamiento del Protocolo de Respuesta Estándar se da al principio de cada año escolar, y también conducimos simulacros de evacuación, simulacros de seguridad y retención, y sesiones de planeación”, explicó Quinn.

Además, semanalmente se revisan todas las puertas exteriores de todos los lugares donde se imparte alguna instrucción.

“Instruimos a todos los empleados para que den clases con las puertas de las aulas cerradas y con llave”, dijo Quinn. “Si encontramos una puerta del aula sin asegurar durante la instrucción, se le da un recordatorio al maestro y la puerta se cierra con llave. Nuestras puertas exteriores son monitoreadas por sistemas de alarma, los cuales notifican a nuestro despacho de seguridad inmediatamente si la puerta es abierta o permanece abierta por cualquier periodo de tiempo”.

Medardo Pérez (izq.) toma de la mano a Anthony Saucedo (der.), su nieto de 8 años, al salir...
Medardo Pérez (izq.) toma de la mano a Anthony Saucedo (der.), su nieto de 8 años, al salir de clases en Park Crest Elementary. Pérez pidió más policías para vigilar las escuelas del Garland ISD.(Imelda García)

Los maestros y personal de la escuela reciben entrenamiento de seguridad a cargo del distrito escolar y si algo no está bien, cualquier persona está capacitada para activar una alarma que inmediatamente conecta con la Policía de Garland.

“Después de Uvalde se aumentaron todas las medidas de seguridad y se mejoraron los sistemas en las puertas y en la capacitación a todos los que estamos involucrados en la seguridad de las escuelas”, dijo el SRO Granado.

Imelda Ibarra, de 35 años, es madre de familia en Park Crest Elementary y uno de sus pendientes es que nunca se ha incluido a sus padres en esos entrenamientos y no se les ha dicho qué hacer si algún día hay una emergencia.

“Yo pienso que como papás necesitamos saber qué vamos a hacer si un día pasa algo, porque yo me imagino que si un día me entero que aquí hay algo malo, yo voy a venir desesperada por mi niña y no voy a saber ni a dónde ir”, dijo Ibarra.

Teresa Castillo, de 41 años, acude todos los días por sus hijos a la escuela y aunque le parece que hay seguridad en la ciudad de Garland, se sorprendió al saber que son pocos policías los que cuidan las escuelas.

“Se necesitan más policías y voluntarios para checar que todos en las escuelas estén bien porque ellos son los más indefensos”, dijo.

El cuerpo de policía de Garland se conforma de 359 oficiales que atienden a una población de más de 246,000 personas, de acuerdo al censo 2020.

Al Dia

Últimas noticias de hoy

Las historias que tienes que saber de la comunidad de Dallas-Fort Worth, eventos gratuitos, paseos, conciertos, deportes y todo lo que ocurre en el Metroplex.

By signing up you agree to our privacy policy